Clase de Historia de España de 2º de Bachillerato con metodología de “la clase al revés” (Flipped classroom)

He encontrado este blog en el que se puede encontrar la programación de una “clase al revés” para la asignatura de Historia de España en 2º de Bachillerato. Dejo aquí el enlace para poder volver sobre él en otro momento. hacer clic aquí.

Anuncios

Redes sociales de ciencias sociales

Hace unos días descubrí dos redes sociales nuevas que pueden servir a los historiadores y en general a todos los investigadores en ciencias sociales y, por qué no, en ciencias en general desde un punto de vista académico. Al “académico” de google y a nuestro nunca suficientemente loado Dialnet de la Universidad de la Rioja hemos de añadir Academia.edu y researchgate. De hecho este es el único objetivo de este post, añadir, guardar, tener en cuenta a partir de ahora, estas dos herramientas a través de las cuales ya he podido acceder a algunos artículos.

Por otro lado y a propósito también de la relación entre redes sociales e investigación académica he de añadir esta entrada de Sébastien Poublanc en la Boîte à outils des historiens.En ella nos explica cómo podemos utilizar Twitter con un fin académico e investigador.

Cádiz, 22 de marzo de 2016

Espectacular vista del mar al atardecer. Por cierto, casi no se aprecian en la foto pero hay muchos vencejos. No me los imaginaba en la costa, no sé por qué. Las nubes que se forman aquí son alucinantes y los atardeceres con el sol iluminándolas por detrás realmente valen la pena. Y no, en Cádiz las fotos no necesitan retoques. DSCF1983

Reflexión sobre la educación bilingüe

Desde hace años en España como en tantos otros países han comenzado a funcionar las llamadas secciones europeas o secciones bilingües gracias a las cuales el alumnado aprende historia, biología, matemáticas o educación física al mismo tiempo que mejora sus competencias lingüísticas en inglés, francés, alemán,italiano o portugués (aunque principalmente en los dos primeros idiomas). Dar comienzo a estas secciones no ha sido ni es hoy en día necesario. El profesorado ha tenido que realizar un esfuerzo suplementario para poder enseñar su asignatura en español pero también en inglés, francés, etc. Estas secciones tampoco han llegado a instaurarse sin polémica. En muchas ocasiones, la existencia de profesores que han conseguido la habilitación lingüística y otros que no, la comparación de unos y otros y el desplazamiento de los segundos por los primeros ha hecho proliferar posiciones anti-bilingües o anti-secciones europeas. Durante mucho tiempo me ha resultado difícil explicar a muchos de mis compañeros que la elitización que conlleva en muchos casos la instauración de secciones bilingües sólo se puede contrarrestar con su generalización, en ningún caso con su eliminación puesto que esto sólo traería consigo una mayor privatización y el desvío de más alumnas a la educación privada concertada, guetificando más aún a una escuela pública que está enfrentando las mayores agresiones desde su creación como sistema universalista. Dejo aquí un artículo en el que profesores y militantes cercanos a Podemos dejan clara su posición sin rehuir la crítica pero planteando una alternativa necesaria y que comparto.

Me quedo con las últimas palabras del artículo sobre el bilingüismo y recomiendo su lectura. En efecto, no están en contra del bilingüismo:

Tanto Salazar como Martín consideran que el modelo bilingüe fomenta la homogeneización social del alumnado en función de unas aptitudes a su vez marcadas por su extracto social. Un diagnóstico no muy alejado del del profesor de Sociología en la Universidad Complutense César Rendueles: “esta criba hace que los estudiantes de las aulas bilingües sean de piel más clara, más ricos y con mayor capital cultural que los demás”.

Martín alaba “ la riqueza social que hay en un aula diversa. Cada padre, cada madre, debe hacerse la pregunta de qué objetivo se plantea con la educación de sus hijos“. Él, padre de una niña de 7 y de un niño de 3, se resiste a dar por hecho “que de mayores, y desde ya mismo, vivan en la selva”, en referencia a las crecientes presiones curriculares para los pequeños.

No está en contra del bilingüismo. Salazar tampoco.

“Nosotros”, afirma esta última, “defendemos que se extienda a la totalidad de los centros. Un bilingüismo para todos. Porque cuando sea así no será segregador”.