Reflexión sobre la educación bilingüe

Desde hace años en España como en tantos otros países han comenzado a funcionar las llamadas secciones europeas o secciones bilingües gracias a las cuales el alumnado aprende historia, biología, matemáticas o educación física al mismo tiempo que mejora sus competencias lingüísticas en inglés, francés, alemán,italiano o portugués (aunque principalmente en los dos primeros idiomas). Dar comienzo a estas secciones no ha sido ni es hoy en día necesario. El profesorado ha tenido que realizar un esfuerzo suplementario para poder enseñar su asignatura en español pero también en inglés, francés, etc. Estas secciones tampoco han llegado a instaurarse sin polémica. En muchas ocasiones, la existencia de profesores que han conseguido la habilitación lingüística y otros que no, la comparación de unos y otros y el desplazamiento de los segundos por los primeros ha hecho proliferar posiciones anti-bilingües o anti-secciones europeas. Durante mucho tiempo me ha resultado difícil explicar a muchos de mis compañeros que la elitización que conlleva en muchos casos la instauración de secciones bilingües sólo se puede contrarrestar con su generalización, en ningún caso con su eliminación puesto que esto sólo traería consigo una mayor privatización y el desvío de más alumnas a la educación privada concertada, guetificando más aún a una escuela pública que está enfrentando las mayores agresiones desde su creación como sistema universalista. Dejo aquí un artículo en el que profesores y militantes cercanos a Podemos dejan clara su posición sin rehuir la crítica pero planteando una alternativa necesaria y que comparto.

Me quedo con las últimas palabras del artículo sobre el bilingüismo y recomiendo su lectura. En efecto, no están en contra del bilingüismo:

Tanto Salazar como Martín consideran que el modelo bilingüe fomenta la homogeneización social del alumnado en función de unas aptitudes a su vez marcadas por su extracto social. Un diagnóstico no muy alejado del del profesor de Sociología en la Universidad Complutense César Rendueles: “esta criba hace que los estudiantes de las aulas bilingües sean de piel más clara, más ricos y con mayor capital cultural que los demás”.

Martín alaba “ la riqueza social que hay en un aula diversa. Cada padre, cada madre, debe hacerse la pregunta de qué objetivo se plantea con la educación de sus hijos“. Él, padre de una niña de 7 y de un niño de 3, se resiste a dar por hecho “que de mayores, y desde ya mismo, vivan en la selva”, en referencia a las crecientes presiones curriculares para los pequeños.

No está en contra del bilingüismo. Salazar tampoco.

“Nosotros”, afirma esta última, “defendemos que se extienda a la totalidad de los centros. Un bilingüismo para todos. Porque cuando sea así no será segregador”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s